Cambios en la Normativa: Homologación

Publicado en: Noticias | 0
Todos conocemos los datos de consumo de nuestros vehículos.

coches
Siempre que compramos un vehículo nuevo o de segunda mano tenemos en mente dicho dato como principal referencia a la hora de comprarlo y usarlo.
Lo que solemos dejar bastante de lado es los datos de contaminación del vehículo. Óxidos de nitrógeno (NOx), Hidrocarburos (HC), monóxido de carbono ( CO2) y partículas son otros datos de contaminación de nuestros vehículos que debemos tener en cuenta a la hora de comprar y que cada año se persiguen más por las autoridades en base a los acuerdos de Kioto y sobretodo por la lucha contra la contaminación en nuestras ciudades y por nuestra propia salud.
Hasta hoy la norma que regulaba la homologación de los vehículos fabricados en España que comprobaba las emisiones de dichos vehículos para su venta se basaba en una serie de pruebas en laboratorio que nos dejaban unas más que aceptables cifras que permitían homologar dichos vehículos con la norma a la que se enfrentaban, sea Euro4, Euro 5, o Euro6 dependiendo del año.

 

El problema es las circunstancias en las que se realizaban dichas pruebas.

Tras el caso de uso de software fraudulento por parte del grupo VAG para tapar las emisiones  reales de parte de sus vehículos cuando pasaban la ITV o realizaban pruebas de este tipo, los órganos competentes por fin se han dado cuenta de que hay que realizar otro tipo de pruebas mucho más exigentes.
Durante el primer semestre de 2016 Industria analizó 16 vehículos diésel  homologados en España y en todos los casos se superaron los límites de NOx fijados por la  normativa europea tras realizar las pruebas en situaciones de conducción real.

 

Hasta el día de hoy homologar un coche nuevo solo obligaba a pasar la prueba de la laboratorio, a partir de septiembre se incluirá también la prueba de circulación real.
De esta manera se conseguirán unos datos más fiables y reales.

 

Además, se pondrá coto a determinados agujeros en la normativa que provocaban casos como los de Nissan o Ssangyong que daban valores de entre 12 y 20 veces más de los valores permitidos debido a que en determinados momentos y según la temperatura ambiente si no se encontraba en unos márgenes concretos se desactivaban los dispositivos anticontaminación.

Esperamos que de esta manera y junto a la nueva modificación de homologación de consumos que se va a realizar tengamos vehículos cuyos datos de consumo y contaminación sean más reales frente a un uso diario y normal.

Dejar un comentario